BANCO CENTRAL DEL ECUADOR

EL MITO DE LOS AMANTES DE SUMPA EN EL MUSEO NUMISMÁTICO

Viernes, 03 Marzo 2017 21:19

Los amantes de Sumpa, dos jóvenes de nuestros pueblos originarios, que fueron inmortalizados  en un abrazo eterno  protagonizan la reciente edición de monedas numismáticas elaboradas por el Banco Central del Ecuador (BCE).

El jueves, 2 de marzo de 2017 a las 18h00, en las instalaciones del Museo Numismático del BCE se realizó el Conversatorio “Amantes de Sumpa. Monedas y medallas conmemorativas: motivo, cultura y tradición artística.”

La velada contó con la participación de Diego Velasco Andrade, expositor invitado, quien en su ponencia habló de la importancia de nuestras civilizaciones ancestrales como crisol del continente.

Velasco destacó este esplendor de cultura y testimonio de un pueblo que influyó en todo el continente desde la cambiante región tropical o subtropical hasta las inaccesibles cordilleras nevadas y de volcanes. Un pueblo que vivió por siglos en armonía con la naturaleza y consigo mismo: La cultura Sumpeña.

Los amantes de Sumpa son el origen de varios mitos que rondan alrededor del amor, representan la dualidad latente en nuestras civilizaciones y han sido la punta del iceberg de varias hipótesis de estudiosos de la historia que nos hablan de la antigüedad e importancia de las mismas. 

Las distintas series iberoamericanas no son ajenas a un protagonismo histórico y cultural muy particular, algo que no nos debe asombrar. Así la más reciente edición, la décima “Raíces culturales”, se destaca por sus improntas formales y signos históricos, geográficos y simbólicos de distintas regiones.

Los cuños, muestran a la Wiphala, emblema de nuestros pueblos originarios, el arte rupestre y alfarería caribeña. También al guerrero ibérico, la cosmogonía maya kiché, los bravos flecheros mesoamericanos y el tereré, el Machu Pichu, el líder de la resistencia lusitana.

De esta manera el BCE a través del Museo Numismático, invita a los apasionados por la acuñación de monedas y al público en general a conocer más sobre nuestra historia que más allá de latitudes y longitudes es sin duda un motor cultural excepcional de la civilización.