Información Económica
Portal web informativo
BANCO CENTRAL DEL ECUADOR

Ecuador cierra operaciones con Goldman Sachs y profundiza la negociación de su deuda

Viernes, 19 Junio 2020 10:50

Ecuador concluyó un trabajo de más de dos meses, para liquidar una operación con la banca de inversión Goldman Sachs International (GSI). Este proceso es tan importante pues le permite al país garantizar que los activos (oro y bonos) que estaban invertidos en GSI permanezcan en manos de la República del Ecuador, evitando un perjuicio.

El Banco Central del Ecuador (BCE) canceló este 19 de junio del 2020, USD 370 millones a GSI, por lo que recibió de regreso las 300.000 onzas de oro (alrededor de USD 500 millones, al precio actual del metal) y USD 606 millones en bonos (a valor nominal), que había invertido en octubre del 2017. Este desembolso no comprometió flujo de la caja fiscal, por lo que se garantiza la disponibilidad de los recursos para atender la triple emergencia: sanitaria, social y económica.

El Gobierno Nacional, en su objetivo de mantener unas finanzas públicas sostenibles, realizó a finales de abril dos solicitudes de consentimiento a los tenedores de bonos soberanos y de Petroamazonas. Esta acción fue calificada como un “evento de crédito”, por lo que GSI procedió a solicitar la terminación anticipada de las inversiones. Para lo cual, se procedió con la liquidación de la operación, tomando como principal acción asegurar el retorno de los activos del BCE.  

Como consecuencia contractual de la terminación, GSI entregó al BCE el crédito que la República del Ecuador mantenía con GSI por USD 500 millones, obtenido en octubre del 2017 y que vencía en septiembre del 2020.

En resumen:

  • El país recibió de regreso USD 1.100 millones de activos (oro y bonos), fortaleciendo los activos y el balance del Banco Central. En la liquidación se evitó el pago de costos de transacción por alrededor de USD 64 millones.
  • Como una consecuencia contractual de la terminación, GSI entregó el préstamo del MEF al BCE.
  • Se mantienen abiertas las líneas de financiamiento externo.
  • Se envíó un mensaje de seguridad y confianza a la comunidad financiera internacional, aportando a un proceso de negociación transparente, ordenado y responsable de la deuda externa.
  • No se tomaron recursos líquidos, que sirven para enfrentar la emergencia.